Pequeña Serenata Nocturna




Tango india.
Volvés envuelta en humo y notas de violín,
en noches húmedas y versos guardados,
añejos de madera,
con manecillas inmóviles que giran en voces que se encuentran...
en el encuentro.

Volvés porque nunca te fuiste,
como los frutos esperaste para volverte agua
que cae con sonidos que suenan a lágrimas repletas de motivos,
y se diluyen mojando una tierra,
y “huele a agua”que limpia,
y se transforma en vida de ojos asombrados,
en tactos que leen en el braile interminable de un libro
al que le restan muchos cuentos por contar.

Todo es volver…

Rasgando el silencio de letras que dormían,
esperando que las notas de una noche plagada de estrellas,
le soplaran los tonos para pintar estos días que permanecen entre las manos,
como pequeñas luces,
que vuelan lentas, entre rocíos y el verde que tanto te llama.

De pronto una sonrisa que baja con una lágrima,
que nos vive, que nos abraza, que nos cobija.

No existen partidas,
no hay nunca una despedida para lo que es eterno,
para lo permanece.

Los días cuentagotas que se impregnan en la noche, e
n el viento que es refugio para las risas.

Todo es volver..

Mile y Alexa ;)