Restauraciones






Sumergida en grises lloró la mañana...

Un velo corrido a destiempo
fue la mirada una noche,
se habían anegado los vasos
con caricias equivocadas,
se había marchado el viento
en dirección contraria...

Un cruce de paralelos
fue entonces el destino,
y se volcaron las miradas
hacia fondo mismo de un segundo,
y el reflejo de nuestras manos
se apoderó de mis instintos.

Recuerdos de noches en vela,
cuerpos equivocados,
camas con espinas,
melodías de llantos
rasgando mis sonrisas:
malos sueños al fin rotos por la mitad.

Mezclas de sustancias nuevas
recorriendo mis aceras,
primaveras extrañas dibujadas
en los muros de la ciudad...
Pasos desconocidos
que caminan hacia tu nombre.
Libertades que valen la pena !!

Con el rostro recostado sobre el destino
duermo entre sábanas
llenas del aroma de tu cuerpo desconocido...
Miro en silencio tus labios...

Tus labios...
¿a qué sabrán tus labios?


Leo... buee... que te diré... suele suceder !!



No hay comentarios: