Vestida de Penumbra



Pálidos reflejos ambar
intercalándose en mi mirada,
destellos perezosos cayendo
de mis manos sangrantes.

La temperatura entrecortada
y tantas... tantas lágrimas
cosiendo mis silencios...

Las uñas de tu piel
marcando con fuego
el futuro insonme
de las nuevas noches
sin almohadas por conquistar.

Las esquinas se escapan de mí,
como víctimas del desamparo
reflejadas en los vidrios rotos
de otra calle que se queda vacía.

El eco de los pasos del viento
me alerta del miedo
que asecha a mis espaldas,
una y otra vez el humo
golpeándome con desatino.

El estrépito de las sonrisas
lloviendo tras las cortinas huecas
de las sombras bajo tus ojos.

Y yo, vestida de penumbra,
acariciando otro error indefinido,
volviendo a la arena movediza,
al pantanoso caos deshabitado,
al espejo marchito...
perennemente empañado.

Yo, continuamente deshaucida...

Yo, aparentemente desgastada...

Figuras con anchas y macabras palabras
que se me pegan en las vértebras
como materia constitutiva de mi palidez...

La cadencia agónica del péndulo
tras todo aquello que me detiene,
noria de carrusel en mis emociones.

Días de cadenas...
pulcritud en las mentiras,
recovecos y otros desatinos...

La mordaza obligatoria
impuesta enhoramala
por mis llantos homicidas,
malos tragos, adiós a las bienvenidas...

Yo, injustamente malherida...

Yo, absolutamente incompleta...



2 comentarios:

alexa;) dijo...

Brujaaaa

esa foto.. Sabrina???
no pude más que pensar en ella y al leer tu poema.. las palabras se redescubrieron.. leves y pesadas al mismo tiempo.. porque si algo tienes es esa capacidad para elevar en tus delirios y hundir en tu agonía...
un disfrute
alexa;)

Mile dijo...

Ale... la terrible levedad del ser... cómo librarse ??

Gracias por estar siempre y por ser ese rayito alegre... y tierno que me contagia y me vuelve merengue !!
Te quiero un chingoooooo !!