Humedad....















Tras el cristal se consuma la incertidumbre:
llueve furiosa la noche
anegando mis pensamientos.

En el reflejo soy la sombra
de labios agrietados
que desgarra en silencio
un minuto que se ha quedado
detenido frente a mis ojos.

Una noche que no avanza,
que lleva en sus entrañas
presagios angustiosos.

Mi mente se dispersa
ante lo inevitable:
la soledad con tu nombre.

Bailan las notas
de un bandoneón en queja
que repite tus besos.

Tan quedo susurra el aire...

Me miro desde fuera
y me tomo de la mano
queriendo deshacer los días,
reacomodarlos en torno a tu boca.

Tanto silencio...

Tanto silencio y tanta lluvia.

Se parecen estos segundos,
uno y otro
tienen el mismo tono,
el mismo rostro,
el mismo aroma.

Mis pasos
se quedan detenidos
junto a mi sombra:
ese reflejo
que miro callada.

Duerme la vida,
sueña mis sueños
y me deja vacía.

Ahora recupero el aliento
que perdí en un beso
que acuné en tus labios.

Hoy tendré la calma suficiente para llorar...

2 comentarios:

Edmy (princesa de la noche) dijo...

Poema triste Milena, la humedad que es de los ojos, la ventana y el alma.

Solo queda, llorar y dejar que pase el tiempo, solo queda por desgracia el fuerte sentimiento. Bueno Mile en fin un poema lleno de suavidad y sentir. Me gustó.


Un beso. Att. Edmy

Mile dijo...

Edmy.. niña... a veces no sé cómo agradecerte el tiempo que dedicas a mis versos, y a ir más allá de las palabras, pero bueno... espero que sepas que en serio es algo que me llena de alegría